La ‘Odisea’ de cambiar departamento

Asia
La ‘Odisea’ de cambiar departamento

Ya tengo unos días que me cambié oficialmente de departamento de Nishi-Azabu a Shinjuku y debo decirles que me tomó varias semanas en realizar el cambio; desde encontrar el mejor departamento para mí hasta el día que entregué las llaves del anterior.

En Japón es un poco diferente el proceso así que por eso les explicaré un poco más para que lo tomen en cuenta al venir. Me voy a enfocar exclusivamente en departamentos privados o semi-privados ya que más adelante hablaré de los tan conocidos Share House.

Así que, ¿cuál es la diferencia entre estos dos? Los privados o semi-privados son los que cuentan con un baño y/o cocina propia y/o lavadora y en cuanto los Share House se comparten estos con los demás habitantes de la casa así que lo único privado en sí es la cama.

Ya teniendo claro esto, vamos a ver un poco más de lo que hay que tomar en cuenta de los departamentos en Japón:

  1. Costos iniciales: En casi todos los departamentos se realizan diferentes tipos de pagos por ser el primero. Esto puede variar dependiendo del dueño pero básicamente son los siguientes: renta, cuota de mantenimiento, seguro contra incendios, cuota de la agencia (si es que encontraste el departamento a través de una agencia), cuota de seguridad, cuota de limpieza y cuota de la compañía fiadora. Esto es sólo el primer mes, para los siguientes se tendría que pagar la renta y la cuota de mantenimiento.
  2. Tipos y muebles: Me refiero a los tipos al hablar de lo que cuentan los departamentos y es que no todos estarán amueblados, por lo que también es un gasto a tomar en cuenta si la estadía es de largo o corto tiempo. Además, los tipos pueden ser variados, los cuales son los siguientes: R = room o cuarto, K = kitchen o cocina, D = dining o área para cenar, L = living o sala. Estas siglas van junto a un número para describir la cantidad de cuartos más los tipos que ya les mencioné, por ejemplo: 1DK, es uno de los más comunes y se refiere a que es un cuarto más una área para comer y cocina.
  3. Servicios: En algunos casos, pueden estar incluidos los servicios como agua, gas y electricidad pero no te debes pasar de cierto límite y en otras ocasiones, se deberá hacer el contrato y pago por tu cuenta. Esto puede ser un ahorro si acaso no estás todo el día en el departamento y no usas el aire acondicionado o calentador por las noches, que la electricidad puede ser una de las cosas más caras al vivir en Japón.
  4. Locación: Esto es un factor muy importante ya que no sólo afecta el valor del departamento sino también el de las tiendas y restaurantes en cierta área. Lo acabo de vivir al cambiar de locación, ya que por decir un ejemplo, los supermercados tienen sus productos unos 200¥ mucho más baratos en donde vivo ahora y los restaurantes ofrecen platillos que comienzan desde ese precio sin contar el impuesto.

Al final, todo es de acuerdo a los gustos y necesidades de cada uno ya que el primer departamento, para mí, era muy serio, no lo sentía hogareño ni muy bien diseñado a comparación al nuevo departamento que a pesar de ser del mismo tamaño, está muy bien aprovechado. Además de otros factores personales como que está cerca de la Universidad, buena área para universitarios, tiene elevador y un poco más barato que el anterior.

Las fotos son de mi antiguo departamento para decirle adiós oficialmente pues fue mi hogar por un mes y unas semanas. Y tú, ¿escogerías vivir en un Share House o departamento propio?






Deja un Comentario

Muchas gracias